jueves, 5 de marzo de 2015

Carta a Michelle Bachelet - la futura abortista

Michelle Bachelet:

te escribo esta carta a tí. Tú eres la responsable de este gobierno y no necesariamente el resto de los que te secundan. Aplico el consejo que me han dado siempre de ir con el dueño del circo y no con los payasos. 

Te escribo teniendo claro que sigues siendo un ser humano que puede equivocarse, pero consciente de que sabes que lo que estás haciendo no es correcto y que estás pasando a llevar algo que es parte de toda la humanidad, a saber, el respeto por la vida, y muy en especial, por la vida del que viene en camino, del prójimo, del que no ha nacido, de aquella criatura indefensa e inocente que está gestándose en el vientre materno y que pretendes permitar que se condicione su derecho a existir.

Te escribo sabiendo que, por mucho que no creas en la existencia de entidades malignas que influyen en el ser humano, en mi creencia y experiencia se que estás siendo influída por la maldad y no escuchas a quien realmente debes escuchar e inspirarte. 

Te recuerdo además que tu poder es solo temporal, pues un día irás, al igual que todos nosotros, a un estado que quizás desconoces pero que llamamos muerte. Tu cuerpo quedará inerte, pero tú y quien eres no sabemos dónde irás. Del mismo modo no sabemos cómo es el misterio de que una criatura que se gesta como embrión en el útero humano llega a desarrollarse y a demostrar ser un espíritu, una inteligencia, al igual que cualquier ser humano. No conoces esos misterios, pero te intrometes en ellos y quieres decretar la muerte de estas criaturas. Y da lo mismo que contigo firmen otras personas y te sientas apoyada por las encuestas. Al final, serás enjuiciada tú de manera personal, tú y el Creador, y nadie más te ayudará, nada de este mundo, quedarás expuesta en lo bueno y en lo malo (en donde el aborto te representará). Te llamo a que valores tu vida, no la que se vive en este mundo, sino la vida en toda su expresión, atemporal, inmaterial, misteriosa.

Paar efectos prácticos, me da lo mismo que tú firmes con otros pues tú eres la representante y responsable máxima, tú eres la promotora de estas muertes, por eso es que esta carta se te dirige a tí.

Mi carta te parecerá escrita sin mesura, de manera extrema, sin cuidado, pero no es así. Cuando una vida está en peligro uno debe actuar de inmediato, más allá de que no lo haga perfecto, pero se procura defender la vida. Y no espero que tú me juzgues pues no puedo siquiera esperar que alguien que defiende el asesinato tenga siquiera la sabiduría para poder juzgarme. Mi juzgador existe, y es el mismo que el tuyo, por mucho que no creas en EL. Cuando uno ve a alguien indefenso en peligro debe actuar rápido, y así lo hago yo, con todas las fallas que pueden acarrear, pero prefiero que se salven vidas a que mueran por mi inacción. Yo no miro la muerte de seres inocentes a la ligera, sino como una demostración más de la maldad en este mundo. 

Lo que voy a decir ahora lo diré en mi calidad de cristiano, y de investigador y conocedor de temas relacionados a la demonología, y como testigo de la existencia de entidades malignas y del cómo influyen en personas. También soy testigo de la existencia de seres benignos y el cómo actúan y el cómo no actúan. Al menos, lo digo en base a mi experiencia y se que no soy infalible ni lo pretendo, pero he tratado de ser lo más responsable y autocrítico posible. Mi responsabilidad me obliga nuevamente a escribirte pues pretendes permitir el asesinato de seres indefensos e inocentes en el vientre humano, lo que es un acto repugnante y merecedor de juicio y prisión, de deshabilitarte en la sociedad y de encerrarte en una cárcel pues has pasado a ser un peligro para la sociedad, y tu supuesto bien no lo es, ya que la búsqueda de un bien no se logra con una maldad tan inmensa como el asesinato, y peor aún con el asesinato de niños en gestación.

Como cristianos sabemos que toda criatura es una manifestación de DIOS, en ella habita Cristo, más allá que esta criatura decida, según lo permite el libre albedrío, alejarse o acercarse a DIOS, pero al menos en su inicio es una alma que no está corrupta por este mundo.

Como estudioso, testigo y conocedor del tema de la demonología y sus distintas manifestaciones, debo advertir y escribir en relación al aborto, uno de los actos predilectos de aquel que denominamos "el malvado", el enemigo de DIOS. Más allá de todo lo que se requiere saber al respecto que es muy profundo y largo de explicar, iremos a cosas simples y concretas, de fácil comprensión para los demás. Si no quieres entender esto, qué puedo esperar que entiendas? Quizás te gusta más escuchar el lenguaje que habla "lo malvado", "lo corrupto", "lo desafortunado", y que actualmente eufemizas.

Ahora bien, si los demás realmente quieren aprender algo o ser advertidos y meditar lo que les digo, ese ya no es mi problema. Cada uno se hace responsable de su participación en este mundo y de su aporte para que tengamos una buena vida, una vida digna y benigna, con respeto hacia los demás, una tolerancia basada en respetar la libertad, no el libertinaje que pasa a llevar el espacio de libertades de los demás. 

Parto del supuesto básico que el aborto es un problema social porque si no lo fuera no tendría tanta controversia y no enemistaría a tanta gente entre sí, pero como tema es polémico porque en su discusión y diálogo permite que surgan distintas posturas, lo que nos permite descubrir que muchos entienden distintas cosas respecto de lo que es la vida, de cuándo parte, de cuándo está, de cuándo merece ser defendida, de cómo surge, etc etc. Algo tan escencial en nuestra sociedad, fundamento y base de nuestro existir, tiene distintas concepciones, pero la que nunca deja de estar es que claramente si al embrión se le deja desarrollarse de manera "normal", al cabo de un tiempo "saldrá" del útero materno y será reconocido como una criatura, siempre indefensa e inocente, que debe cuidarse hasta que sea, por así decirlo, independiente y autónoma. Gente como Hitler, Stalin y Bush no lo consideraron así, y dieron autorización para asesinar personas, incluyendo niños que no representan ningún peligro a nadie. En tu caso, lo que pretendes es una variante de la que ellos autorizaron, y los eufemismos o casos especiales que expones no son siquiera argumento válido para permitir lo que exiges. Y no hables de que si fuera por tí no lo harías pero que debes hacer lo que la gente pide. Yo no te creo eso. Así que te acredito completa responsabilidad, al menos como mandataria, de las muertes que ocurrirán por las leyes que pretendes que se aprueben.

Así como tú podrías leer esta carta, a los demás que me leen no les pido que me crean, pero dejo mi testimonio dado que hay que advertir del peligro del aborto, acción que es un crimen, un asesinato, una aberración, la eliminación de la vida y de lo más sagrado que tenemos los seres humanos y que más allá de creencias, cosmovisiones y culturas, hemos tratado de preservar en este mundo y que es la razón fundamental por la cual estamos dispuestas a tolerar todo tipo de cambios, y amarguras, pero teniendo claro que ese derecho no se toca por ningún motivo. El infanticidio es deplorable y debe perseguírsele con todas las leyes, incluso llegando a pasarlas por alto si con esto se protegen vidas de inocentes. 

El infanticidio es una muestra más de la degradación moral de la sociedad, pero traducido de manera simple, de personas particulares, entre las que te encuentras tú, Michelle Bachelet. Provocar la muerte deliberada a otros, incluso no precisamente en legítima defensa, es además un acto de cobardía. Quiénes somos nosotros para disponer de la vida de los demás. Y ojo que la culpable del aborto no será de la que aborta solamente, sino de la que la invitó a abortar, osea tú, presidenta. 

Por ello desde ya estás actuando como infanticida pues promueves eliminar el  derecho a la vida desde la concepción. Osea, te has convertido hasta el momento en una asesina intelectual y al igual que todos aquellos que han resultado responsables de muertes de inocentes, deberemos limitar tus acciones y poder y evitar mayores muertes, y realmente mereces que te llevemos a la cárcel, a tí y a los que promueven el asesinato de seres inocentes. 

Da una pena increíble ver cómo te aplauden Bachelet, especialmente cuando estás firmando esta ley, ley que permite que miles o cientos de miles de seres humanos, chilenos o no, sean asesinados. Cómo podemos aplaudir el asesinato? Cada vez más descubro que estás circulando por una senda corrupta y confundida. No vamos a hablar de todos los demás temas que te afectan, porque además ya permites robar y abusar del poder y aunque es un tema que al menos no afecta la vida, pero el hecho mismo que tú como presidenta lo permitas, nos adviertes claramente que estás actuando lejos de la legitimidad y del respeto de los derechos humanos básicos, más aún cuando de la que esperamos que debiera ser garante del cuidado de los valores trascendentales de toda sociedad como lo es la vida (y más aún la vida de los inocentes), con esta ley de aborto no demuestras cumplir los compromisos que se esperan de un presidente o máxima autoridad. Te dimos derecho para que seas un ejemplo a seguir, pero has terminado siendo un desastre. Resulta francamente repugnante ver tu situación, pero aún así te respetamos pero ya sabemos que no estás en tus cabales pues si lo estás pasarías a ser para nosotros una persona mal intencionada, cosa que no quisiéramos creer.

Tú Bachelet no cumples siquiera una ley que Jesús nos mandó a los cristianos, que es, "amá al prójimo como a tí mismo", osea, trata al otro como quieres que te traten. Eso incluye la vida, osea, si tu madre permitió que tú pudieras ser creada, nacer y vivir, procura lo mismo para los demás. Pero tú Bachelet no te preocupas del prójimo, solo de seguir una agenda de muerte, de asesinatos, de infanticidios, llámese como se llame. 

Hay que rezar por tí para que más allá de tus creencias, al menos no hagas el mal, pero estás mostrando signos claros que indican que estás representando cada día la cara de la atrocidad humana, de la aberración. Ojalá medites bien lo que estás hacidndo y sientas pies y cabeza y vuelvas a entender que la vida no se toca, que la vida no es un producto de supermercado, no es una cosa, no es un supuesto, es un hecho. 

Tengo dudas incluso de si eres médica, peor aún, tengo dudas de si realmente eres o fuístes médica pediatra. No concibo que una presidenta mienta para fomentar el aborto, o al menos que no sea capaz ella misma de investigar a fondo si las cosas que dice (y que fomentan la necesidad del aborto) sean siquiera ciertas. Como mujer incluso comienzas a darme asco (y a varios y con mucha razón), y aunque mereces todo el respeto como presidenta porque eso es lo que los cristianos hemos aprendido en cuanto a respetar la autoridad y desearle todo lo mejor a quiénes dirigen un país, también tenemos que ser claros cuando vemos que tú y los tuyos promueven una aberración como lo es el aborto.

Con todo lo que intentas, promueves una controversia jurídica que de hecho no debería existir. En vez de ayudar a la gente afectada por condiciones adversas, en vez de ofrecerles esperanza, les pasas a ofrecer desesperanza, muerte, y todavía sonríes. Te miras al espejo? Dónde están tus principios? Dónde tu benignidad? Quién gana con el aborto? Nadie, ni la mujer a quién le quitas su hijo y le impides el ser madre, ni la familia, ni la sociedad. Solo gana la industria de personas para los cuales el aborto es una forma de vida, un negocio, su quehacer, vivir de la muerte de otros. Que vida más penosa la que propones. Y acaso tú te harás cargo de los síndromes post-aborto? Más allá que digas que nadie las fuerze a cometer aborto, tú les estás dando un espaldarazo. Le ayudas a que sus hijos mueran y luego no ayudas a que ellas puedan recuperarse de esta tragedia. Quién eres mujer? En qué te has transformado? El haber abortado es una marca que la madre abortista lleva y porta para toda la vida porque no habrá dejado de ser madre. Con este aborto que promueves, lo único que haces es crear un mundo con aún más miserias, más odios, más resentimientos, más desesperanza. No entiendo porqué ríes y porqué te alegras con los aplausos?

Bachelet, me das pena porque sabes que mucho de esto no sería posible si no fuera por el mutismo de la mayoría, que está pendiente de cómo sobrevivir en condiciones desfavorables de vida, mientras otros se aprovechan de su condición de poder y sin siquiera sudar y trabajar se hacen millonarios, pero son unos verdaderos parásitos de la sociedad. Qué contradicción. Con todo tu poder, que un día se te enrostrará encima y se te preguntará a quiénes beneficiastes realmente y qué hicistes verdaderamente de bueno, podrías hacer cosas realmente benignas, pero no, insistes en seguir en instinto de la muerte. Ahora incluso te ves enfrentada a ver si apruebas la eutanasia. 

Apenas tienes moral y ética para hablar del aborto, y ya estás siendo confrontada por la eutanasia. El diablo te pone a prueba mujer, para ver hasta dónde puede convencerte. Pero a DIOS y a los benignos no los escuchas, solo a tí y a tu comitiva que te alaba. No olvides que la sociedad ha logrado sobrevivir a la ingeniería social y a otros totalitarismos. Tu paso por la vida es temporal. Puedes hacer una historia para bien, o para mal. Sabes en dónde te encuentras actualmente? Sabes lo que es la sincera autocrítica? Nosotros ya dejamos de creer en tí pues vas rumbo al precipicio de la muerte, lindamente adornada por eufemismos que imaginamos que ni tú te crees. Eres parte y quizás promueves la actividad de una sociedad irreflexiva, sectaria, en donde la cultura permisiva va abriendo paso a la anomía, una tergiversación de la esencia humana. La aceptación social del aborto es muy grave, y tú eres una de las mayores responsables. Y no me vengas con que es para 3 casos cuando perfectamente sabes que no son siquiera 3, y que lo que pretendes es para todas, al menos eso es lo que interpretamos de todos los signos que das.

Estás permitiendo que los chilenos seamos unos animales que aceptamos el aborto para descanso, sosiego, tranquilidad y "felicidad" de la madre embarazada que no quería quedar embarazada y que esta situación no está dentro de su planificación ni proyecto de vida. Privilegias la comodidad por sobre la dignidad humana de un ser inocente. Qué contradictorias son tus palabras. Acaso realmente te convences a tí misma de lo que dices? Acaso realmente estás segurísima de que tienes la razón en lo que estás haciendo? Quieres meternos en la dinámica de marearnos con palabras engañosas, de modo de esperar que las creamos y así calmar y evadir tus culpas y errores. Qué pretendes Bachelet? No te olvides que en el diccionario encontrarás que la palabra "matar" es sinónimo de "quitar la vida", y abortar es un modo de matar. O también en estos nos vas a decir que el diccionario está equivocado? Lo que buscas es que se prepare el gesto que permite la injusticia como si fuera un derecho.

Y acaso tú no fuístes madre?

Tener un hijo es siempre fuente de felicidad, pero matar un hijo es una marca que se lleva toda la vida, pues la mujer que estuvo embarazada sabe que fue madre y que hubo una criatura en su vientre y por mucho que trate de olvidarlo, los sueños, el remordimiento, el ver otros niños corriendo, el ver a mujeres embarazadas, le recuerdan de una u otra manera que fue madre y de lo que permitió que le hicieran a su hijo. Por algo se dice que las madres nunca dejan de ser madres, sea que hayan dado a luz o hayan abortado. Es cosa de escuchar el relato de muchas mujeres que abortaron que de haber sabido todo  el trauma que iban a vivir, jamás hubieran abortado. 

Comentario aparte para las mujeres que abortan más de una vez. Y para qué hablar del dolor de aquellas mujeres que se han hecho un aborto, incluso en clínicas modernas y con médicos competentes y sin ninguna presión, y que perdieron el útero y que jamás volverán a poder quedar embarazadas y disfrutar del misterio y gozo del embarazo. Yo no las condeno, todo lo contrario, quién soy yo para condenarlas. Ellas mismas se auto-condenan a través de los recuerdos en los días que conmemoran ese evento. Saben que tuvieron un hijo/a que tenía nombre y apellido, y peor aún, todo el derecho de nacer y ser persona, pero ellas resolvieron quitarles ese derecho. Solo les queda la amargura de pedir a esos hijos, en la intimidad, perdón por lo que hicieron. Estas mujeres, más allá de lo que hicieron, necesitan apoyo. Te olvidastes de ellas también? Te olvidastes que sufren síndrome post-aborto? Porqué no las escuchas a ellas primero y luego, después de meditar bien, propones proyectos más benignos?

Sabiendo todo lo trágico del aborto, porqué no evitamos esta amargura que estas madres llevan consigo y les permitimos un ambiente favorable para que tengan a sus hijos y más aún, que sientan orgullo de ser madres? Porqué Bachelet te olvidas de esta alternativa y solo buscas la más fácil, la que termina con todo, la que no deja nada, solo desesperanza?

Acaso Bachelet has hablado antes del síndrome postaborto? No que yo recuerde. Callas todo lo que no te conviene. Acaso eso no es maldad, saber a diestras y siniestras que lo que estás planteando no es bueno, no es ético, no es moral, no es humano, pero igualmente fuerzas, y en especial fuerzas todo para que con falsas sonrisas y aplausos, con eufemismos que esconden un hábito sistémico de mentir a la gente con toda sinverguenzura, se siga un camino hacia la muerte de inocentes? 

Creo que sabes perfectamente que fuístes elegida no porque fueras la mejor opción, sino porque eras la menos mala. Y peor aún, mucha gente que votó por tí no lo querían hacer por toda la banda de gente corrupta y oscura que te rodeaban y rodean (acaso queda duda alguna hpy de eso?), pero muchos pensamos que al menos tú no te ibas a corromper. Lástima. Te vemos hoy como una persona muy desafortunada y que la desgracia te rodea. No vamos a entrar en detalles. 

Además creo que olvidastes que todos hemos sido fetos, y si es que estamos aquí es porque nadie hizo nada para evitarlo porque nacer es un derecho fundamental de todo ser humano que viene en gestación. Cómo puedes olvidar este hecho tan trascendental de la vida y de toda sociedad y civilización? Uno se pregunta, en qué condición espiritual te encuentras, tú que te haces llamar presidenta de todos los chilenos, en donde obviamente no incluyes a los nonatos que por lo visto para tí quizás son meros objetos sin derechos y que se pueden eliminar a diestra y siniestra. Y digo esto porque no soy solo yo el que tiene claro que esta ley de despenalización del aborto no es solo para las supuestas 3 causas que tú tanto indicas, sino para el aborto generalizado. 

Hablando con gente de todos los sectores y políticas, se subentiende que lo que esta ley va a permitir es el aborto generalizado legal. Eso es el fondo del asunto, y no escondamos la verdad. Tú quieres despenalizar todo aborto. Por eso hablamos de tus caballos de troya que podríamos llamar los Bachemuerte, o los Baches a la vida. Yo no se cómo tú como mujer puedes sonreír cada vez que hablas de despenalizar el aborto. Porqué puedes sonreír cuando a las criaturas abortadas se les ha quitado no solo la vida, sino la contextura de su débil cuerpo destrozado que no permite siquiera esbozar una sonrisa. Y tú sigues sonriendo Bachelet?

Nunca has pensado que el día de tu muerte signifique el último día de tu vida en el buen sentido de la palabra? Nunca has leído lo que le pasa a los homicidas como tú? Nunca has tenido respeto por lo desconocido, desconocido que creó al mundo y todo lo que hay en él, incluyendote a tí, y que no necesita preguntarte tu opinión pues es dueño del principio y del fin, y que tiene todo el derecho de decidir si el día de tu muerte puedes entrar a su reino? 

Te ves tú el día de tu juicio siendo apuntada por multitudes de niños inocentes que te indican como la culpable de no haber podido nacer y cumplir con el deseo de este ser desconocido a que vinieran al mundo del modo que EL (a quien llamados DIOS) quizo, sea que lo entendamos o no? Creo que no le tienes miedo ni respeto a lo desconocido. Sería bueno que de vez en cuando visites un cementerio y entiendas que allí van a dar los cuerpos de los muertos. De paso te pregunto si eres tan sensible al sufrimiento humano y si eres tan madre como te pronuncias, y en vez de permitir que algunas personas de tu gobierno y círculo malverses dineros de todos los chilenos, con el mismo dinero pudieras crear un cementerio para todas esas criaturas que vas a permitir eliminar? Porqué no permites que tu acto de iniquidad, de aniquilamiento de seres inocentes, al menos tenga un lugar donde se les pueda enterrar y recordar? Dónde está tu supuesta humanidad? O acaso los vas a mandar a incinerar para que no quede recuerdo de ellos? Tú crees que con la eliminación de sus cuerpos vas a lograr que nadie te impute los homicidios que vas a permitir que se cometan, o que se han cometido ya con toda tu promoción anti-vida de la que te jactas?

Creo que no tienes respeto alguno por lo desconocido, y tu sonrisa es demostración de ignorancia, de falta de respeto por la sabiduría- Un verdadero sabio jamás manda a matar a nadie pues entiende que la vida es un regalo de DIOS y solo EL tiene derecho a decidir el devenir de una vida, incluso en los casos de niños que nacen sin estar 100% sanos y que mueren al tiempo de nacer. No eres tú la que puede decidir quién vive y quién muere, de modo similar que ya lo intentaron Hitler y otros dictadores y genocidas en la humanidad.

Si logras que se apruebe la ley de asesinato de seres inocentes, te tendré por homicida toda la vida y donde te encuentre te lo recordaré, porque entiendo que a todos nos persigue la maldad para hacernos caer y cometer actos desafortunados, pero tú tienes una investidura distinta y por ello una gran responsabilidad ya que te hemos elegido presidenta, pero estás cometiendo el mal, quizás el peor de los males, asesinar, acto por el cual exigimos justicia por los inocentes y que lleven a la cárcel a los malhechores. Quién defiende la vida del inocente e indefenso ser dentro del útero materno?

Jesús dijo algo que te repito, creas en él o no, en Mateo 18:6: "Pero al que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le sería que le colgaran al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que se ahogara en lo profundo del mar." Entiendes Michelle porqué Jesús dijo esto? 

Otra cita que creo que te calza perfecto: "“¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”. Aunque no tenemos toda la verdad que quisiéramos y somos simples seres humanos que nos equivocamos, al menos sabemos cuando alguien no está por buenos pasos, y ese es tu caso. Una verdad es que si no intervienes en el embarazo de una mujer en cinta, cerca de los 9 meses nacerá una criatura. Eso es verdad, tanto como el hecho de que el aborto termina con esta verdad pues elimina siquiera que este misterio de la vida, el nacimiento de un ser, ocurra. Por eso decimos que tergiversas las cosas a tu antojo, y das vuelta las cosas para que parezcan buenas pero no lo son. Por ello decimos que estás mientiendo.

No te sientes identificada? Creeme que en el día de tu muerte, ninguno de los que te aplauden y soban la espalda, podrá siquiera salvarte de tu destino. Podemos rezar por tí, pero la decisión no es nuestra y si fuera por nosotros estarías al menos presa para por un tiempo no seguir cometiendo tanto daño. Pero el haber sido homicida en la vida es algo terrible. Tú lo serás Michelle Bachelet. A DIOS no lo vas a engañar como a los hombres débiles de espíritu y faltos de DIOS. Los cristianos creemos en la vida eterna, pero acaso crees tú en la vida de los que vas a eliminar? 

Te estás metiendo en cosas que son de DIOS y en donde EL mismo dictó ley y dijo "No matarás". Qué es lo que no entiendes del no matarás? Abortar es matar. Tus eufemismos pueden engañar a la gente, pero no a DIOS que todo lo sabe.

De veras, me da pena tu alma. Eres una mujer errante y errática, y tu confusión engaña a todos los chilenos, pero lo peor será que tus acciones e ideas llevarán a un holocausto de niños inocentes. Si lo hacen otros países no es nuestro problema, pero si un llamado a evitar tal calamidad.

Sea lo que sea que hagas, de por vida se te recordará como la "asesina Bachelet".

Yo no te juzgo, solo te delato y advierto de tus desafortunadas intenciones. Todavía estás a tiempo de evitar una catástrofe espiritual que te perseguirá de por vida. Serás, junto con el diablo, co-autora intelectual del asesinato de seres indefensos e inocentes en el útero humano.

Como ves, no te sobo el lomo ni te aplaudo, sino que espero haberte remecido para que despiertes y adviertas lo inhumano que harás, lo inmoral y no ético que pretendes, lo desafortunado de lo que rodea, lo mortal que son tus iniciativas.

Despierta Michelle antes que muera gente inocente por tu culpa.

saludos
Michel Jordan 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada